Todo un proceso-
Somos ganaderos, descendientes de personas que cultivaron la tierra, criaron ganado, y posteriormente descubrieron cómo comercializarlo y lo hicieron durante décadas. Supimos leer los tiempos, decidimos ampliar nuestra cabaña con la cría de cerdo ibérico, y ya en 2010, la evolución natural fue llegar directamente al consumidor con nuestros productos curados.
Naturalmente natural
Producimos los productos derivados de nuestros cerdos ibéricos de cebo: jamones, paletas, lomos y demás productos ibéricos en Guijuelo (Salamanca). Con los mismos procesos artesanos de toda la vida: salazón manual, secaderos y bodegas naturales, la mínima intervención del hombre y únicamente con ingredientes naturales seleccionados.
Del productor a tu mesa.
Dedicación-
El mundo del cerdo ibérico requiere del largo plazo, de la tranquilidad, de la realización de cambios indispensables para perpetuar la esencia y la continuidad. Tradición y vanguardia.